Tropecé de nuevo con la misma p… farola

La actual normativa regional sobre accesibilidad en espacios públicos, en el capítulo II («barreras arquitectónicas») artículo 5º, punto 5.1 («itinerarios») indica que la anchura mínima de los itinerarios peatonales exteriores, como aceras u otros, será de 1,50 metros. Cuando existan obstáculos puntuales, tales como postes, semáforos, cabinas u otros, se dispondrán de forma que resulte una anchura libre no menor de 1,20 metros en itinerarios adaptados, ni menor de 0,90 metros en itinerarios practicables.

Esto es lo que sucede en la nueva obra que se está realizando para unir la Av. de Cieza con los Pisos de Carmelo. La imagen se corresponde con la acera situada en la margen derecha, según entramos a Abarán.

Al tratarse de una obra nueva, que presume de contar con una inversión más que notable, nos preguntamos: ¿En quiénes piensan los gobernantes del Ayuntamiento, en las personas o en hacerse la foto para colgarse la medalla?.

Si pensaran en las personas, este itinerario sería adaptado y habrían tenido en cuenta que, dado que se dispone de espacio suficiente, la acera debería ser más ancha o, al menos, las farolas se deberían instalar fuera de las aceras, para garantizar la anchura libre de 1,20 m.

Obra nueva y no se cumple con el requisito de los 120 cm de anchura libre. Y, si contamos el bordillo como acera (técnicamente son elementos de separación) solo así, se llega a los 90 cm.

Comprendemos que, en otras zonas del municipio, donde la anchura de las calles no lo permite, la normativa recomienda no emplear aceras, puesto que estas no dispondrían de la anchura mínima exigida. Pero aquí, que hay anchura suficiente… ¿Tropezamos de nuevo con la misma piedra, mejor dicho, farola? Qué calamidad.

Este nuevo error perjudica a quienes usen esa acera para trasladarse desde los Pisos de Carmelo hasta el casco urbano de Abarán (Avenida de Cieza y siguientes calles) y viceversa.

Nos parece un error grave. Instamos, de forma constructiva, a que se solucione, ahora que estamos a tiempo y que la obra se está realizando todavía.