Inauguramos esta sección de El Vigía, con un contenido de actualidad nacional, que nos ha parecido conveniente tratar.

Tras seis años de gobierno del PP se acaba la manipulación en RTVE

Uno de los temas políticos de interés que está despertando mucha controversia, aunque a los ciudadanos parezca no afectarles demasiado, es el de la renovación del Consejo de Administración de RTVE, el cual dada la potencia de los medios informativos privados que obedeciendo a sus intereses ideológicos o económicos pueden ofrecer y de hecho ofrecen, una información si no falsa sí sesgada, dando importancia a lo que a ellos interesa, relegando al olvido lo que no estiman conveniente llegue al público. Es por eso fundamentalmente para lo que son necesarios unos medios públicos que sean garantía de una información veraz, independiente y plural.

Ha venido siendo costumbre en nuestro país, cuando gobierna el PP se manifiesta notablemente, que los medios públicos hayan sido siempre proclives a seguir las directrices del gobierno de turno, encauzando la opinión pública a aquellos temas que a estos les interesaba, bien como información, bien como medio de dirigir la cultura hacia determinadas ideologías; es por lo que los socialistas siempre han pretendido una RTVE independiente del Gobierno que garantice la credibilidad informativa y formativa, pretensión que alcanzó su máxima satisfacción con la Ley 17/2006 de 5 de junio promovida por el Gobierno socialista presidido por Zapatero, que emulando a la BBC británica supuso un ejemplo de lo que deben ser unos medios públicos y que dicho sea de paso se debería aplicar también a los medios autonómicos.

Tras cinco años de una RTVE modélica, llegó Rajoy con su mayoría absoluta y aprovechado esta, con el Real Decreto Ley 15/2012 de 20 de abril, modificó la forma de elección del Consejo de administración y su Presidente, pudiendo ser elegido por mayoría absoluta del Congreso de los Diputados en lugar de con los 2/3 que se requerían con la ley Zapatero y redujo el número de consejeros de 12 a 9. Perdida por el PP la mayoría absoluta en las últimas elecciones generales, se aprueba el 22 de junio de 2017, por una Proposición de Ley del Grupo Parlamentario Socialista, con aportaciones de Unidos Podemos y enmiendas de C´s y el PP que se suma a regañadientes, la Ley 5/2017 que tiene su base principal en el Artº. 20 de la Constitución y en la mencionada Ley de Zapatero.

Al haber finalizado estos días el periodo del mandato del Consejo de RTVE, el actual Gobierno socialista, ha intentado poner en marcha esta Ley, que regularía la forma de composición y elección para un nuevo Consejo; mas al encontrar el bloqueo de los grupos PP y C´s , se ha visto obligado a hacerlo por el Real Decreto Ley 4/2018, como establece la propia ley 5/2017 en caso de bloqueo. El Consejo de administración ha de constar de diez miembros, seis elegidos por el Congreso y cuatro por el Senado. En el caso de que en primera votación no se alcance la mayoría de los 2/3 exigidos, en el plazo de 48 horas, se vuelve a votar siendo suficiente la mayoría absoluta, siempre que proceda del voto de la mitad de grupos de la Cámara, requisito que se ha cumplido sobradamente en su aprobación. Si el Senado no llegara a elegir los consejeros correspondientes, el Congreso excepcionalmente y en el plazo de diez día naturales adicionales puede proceder a su elección.

Se habla maliciosamente de dedazo, cuando se ha cumplido escrupulosamente la ley 5/2017, (aprobada por todos los grupos del Congreso) tanto en las formas como en el número. Si bien, en virtud del R.D., la elección del Presidente de la Corporación RTVE , debido a la urgencia, no se ha hecho por el Concurso Público al que se podía presentar cualquier ciudadano cualificado, como establece la mencionada Ley, sino que se elegirá de entre los 10 consejeros nombrados en el plazo de 15 días. Este Real Decreto tiene las limitaciones establecidas para tal caso en la Ley 5/2017, tanto para su vigencia, como para el nombramiento del Comité de Expertos que ha de informar el Concurso Público cuando proceda.

Las/os socialistas de Abarán estamos seguros de que con la renovación del Consejo de RTVE volveremos a tener los medios informativos públicos estatales (lo ideal sería que todos los medios públicos se rigieran así) veraces, imparciales y plurales dignos de un país democrático.

Categorías: Vigía