Ayer conocimos que el gobierno regional plantea una modificación de la normativa en materia de juegos y apuestas. Los puntos clave se refieren a la distancia de separación que habrán de guardar los salones de juego y los locales específicos de apuestas, que aumentaría hasta los 1.000 metros, así como se establecería un nuevo perímetro de seguridad, para evitar que estos locales estén a menos de 500 metros de colegios y centros educativos.

Este escenario es mejor que el actual, si bien recibimos esta noticia con cautela, por las siguientes razones: En primer lugar, aclaramos que esta decisión viene motivada por la saturación que presenta el sector, reconocida por los propios empresarios. Después de tantas licencias concedidas, sin planificación alguna, sin limitaciones de ninguna clase, ¡se ha llegado a una situación de colapso!.

Fracaso anunciado, motivado por la pasividad del PP

Es por lo tanto, un movimiento a remolque de los acontecimientos, la constatación de un fracaso anunciado. Y esto se venía avisando desde hace tiempo por nuestro partido a nivel regional, que en todo momento ha actuado defendiendo los intereses colectivos, hasta solicitar recientemente que se paralice la concesión de nuevas licencias, como finalmente parece que se ha anunciado. No en vano, por parte de otras esferas y organismos se reclamaba algo parecido. Por ejemplo, en febrero de 2016 (hace más de dos años y medio) el Consejo Económico y Social, presidido entonces por José Luján Alcaraz (actual Rector de la UMU) elaboró un informe en el que resaltaba la importancia de establecer una distancia de separación con respecto a centros educativos y planificar el sector estableciendo un número máximo de locales de este tipo. ¿Por qué no se hizo nada, cuánto teníamos que esperar?.

En segundo lugar, el PP no ha propuesto ningún plan para luchar contra la ludopatía, ni de apoyo a los colectivos del sector, mediante campañas de sensibilización, como exigimos en nuestro partido. Este anuncio del gobierno regional obedece más a un frío y aséptico criterio de regulación entre oferta y demanda, que al hecho de reconocer que estamos ante un problema mucho más grave. Y, por este motivo, el anuncio lo valoramos como insuficiente, decepcionante, porque nuestro partido piensa en la salud de las personas y de sus economías domésticas.

La solución que representa la proposición de ley del PSRM-PSOE

Tenemos claro que planificación y prevención son las dos líneas principales que aportarán las mayores garantías, plasmadas en la proposición de ley que presentaron nuestros/as compañeros/as del PSRM-PSOE el pasado mes de julio. Esperamos que el PP vote a favor de la misma. Estaremos atentos para que estas medidas sean mucho más que transitorias y se planifique debidamente, afrontando el problema con firmeza y decisión. Hablamos de nuestro futuro.

Categorías: prensaVigía